© 2023 by The Book Lover. Proudly created with Wix.com

  • Grey Facebook Icon
  • Grey Twitter Icon
  • Grey Google+ Icon

El caso del asesino kirlian

January 2, 2015

 

El caso de asesino kirlian

 

La Dra Artasánchez cruzó el piso con a paso tan firme y decidido que esta vez captó la atención de todos y no solo de los hombres del estudio, que con disimulo y aún con el respeto que le tenían, aun así, se arriesgaban a posar su mirada en la silueta de esa mujer tan sofisticada e inteligente como sexy y atractiva. Una mujer escultural, que con sus 58 años conservaba una silueta envidiable para cualquier veinteañera y una piel suave y tersa, acorde con los lujos que podía darse una mujer de su posición económica. Pero era extraño verla tan apresurada.

 

En general, era una mujer que había superado hace muchos años el estrés de la profesión, y desde que se había instaurado en Uruguay el juicio con jurado, ella había ganado un juicio tras otro y en un país donde las resoluciones de los juicios no sientan precedente válido para otros juicios, habían sido los libros de la Dra Artasánchez los que habían influido en una nueva generación de abogados y legisladores, convirtiéndola en una celebridad que hacía temblar a sus oponentes en cualquier confrontación. Su capacidad de negociación en juicios civiles desarmaba a sus adversarios y desnudaba completamente sus debilidades en la primera reunión de negociación, desde ahí, con precisión podía fijar con su cliente el punto de quiebre de sus adversarios sin errar siquiera en unos míseros centavos.

 

Pero esta vez estaba visiblemente alterada. Entró en su despacho cerrando la puerta con inusitada violencia y tirándose en un sillón. Nadie se animó a golpearle la puerta para ver que pasaba. Solo su secretaria, que la conocía muy bien, supo buscar el remedio que la rescataba de sus peores bajones y al cabo de una media hora…

 

  • Toc Toc Toc Toc.

  • No estoy para nadie.

  • Perdón, pero sé que ese nadie no se aplica para mi.

  • Veterano, ¿que haces acá? ¡No me avisaste que venías!

  • Vine porque sé que estás de insoportable malhumor, a levantarte el ánimo.

  • Esa atrevida de Natalia, ¿tuvo el atrevimiento de llamarte?

  • Me llamó porque se preocupó de verte mal, no la reprendas, sabes que te adora.

  • Si, pero se pasa de la raya.

  • Nada, a ver, déjame que te acomode un poco esa espalda y me vas contando que te pasa, el tonito con que contestarte a la puertaaaa… hummm… estás muy, muy, muy malhumorada.

  • Un caso complicado. Nada más.

  • Un caso no te pone así, te he visto disfrutar hasta los casos mas complicados, usar todo tu ingenio para darle vueltas y cuando hablas frente al jurado, brillas; en serio, dime que te pasa.

  • Es un caso, que se conecta con mi pasado. ¿Te acuerdas del tipo de las lecturas Kirlian? ¿En el 2012 o 2013?

  • Si claro, un tipo genial.

  • Pero al final un charlatán.

  • ¿Por qué Vale? , el tipo era muy bueno.

  • A mí nunca se me cumplió lo de la pareja para toda la vida, mi alma gemela a la que estoy unida vida tras vida. Nadie que me mate en la cama. Si por lo menos se hubiera cumplido eso…

  • Ja, porque nunca me encaraste, porque yo siempre he estado aquí para ti.

  • No seas bobo, es el hombre el que tiene que declarársele a la mujer.

  • No en este caso, yo te aprecio mucho como amiga y nunca me arriesgaría a perder tu amistad solo para agregar ese extra de tenerte en la cama conmigo. Creo que todo lo demás lo compartimos como amigos, así que…

  • ¡¡Cállate fanfarrón!! Pero… ¿¡quién te crees que eres!? ¿Te cuento del caso si o no?

  • Dale, perdón, sabes que cada tanto intento tantearte un poco a ver si consigo que te mudes conmigo, es como la vez número 50 que lo intento en estos años, ja.

  • A esta altura, hacer el amor contigo sería como acostarme con el hermano que no tengo, así que, seguí participando nomás.

  • Ja, ja,  estás ácida hoy, dale, cuéntame más de ese caso.

 

Y así transcurrió la charla y Valeria le contó a su amigo como ese personaje de su pasado la había convocado para que lo defendiera de un asesinato cometido a sangre fría. En una de sus sesiones, había atendido a un hombre del cual vio un futuro oscuro, lleno de violencia y de sangre, asesinando y violando a niñas inocentes y aunque era un hombre muy mayor ya, había sentido la oscuridad de ese ser tenebroso, y luego de paralizarse por unos segundos, le hirvió la sangre y en un instante había clavado un abrecartas en el cuello del desprevenido paciente que murió casi instantáneamente. Un paciente sin antecedentes de ningún tipo, un profesional con una vida intachable, con una hermosa familia que quedó completamente desamparada, destruida.

 

  • Wow, que caso difícil que tienes. Por más que creas en las lecturas de este hombre, va a ser difícil de encontrar un atenuante para lo que hizo.

  • Difícil no, mi amigo, imposible. Totalmente imposible. Nuestro derecho, que como más de una vez te he explicado, viene de roma, se basa en un principio muy sencillo, y es que se pena el acto, nunca el pensamiento. No es un crimen ni nunca lo será el pensar en matar a alguien, si el intentarlo, pero nunca el pensarlo. Es la base de todo nuestro sistema legal. Encontrar un atenuante implica desbaratar todo nuestro sistema de justicia y esa es una batalla que no estoy dispuesta a pelear.

  • ¿Como lo vas a encarar?

  • Tengo una sensación extraña, de que algo se me escapa y eso es lo que me saca de quicio. Tengo la sensación de que hay una salida, pero alguna pieza de mi pensamiento no encaja, tengo que estar tranquila para que se abran paso las ideas que no terminan de formarse en mi cabeza.

  • Dale, vámonos a casa, tengo todo como para armar unos mojitos y nos podemos meter en el jacuzzi a charlar hasta que nos arruguemos todos, te va a hacer bien el  usarme de abogado del diablo para discutir tus opciones. Sabes que lo disfruto pila.

  • ¿Disfrutarás la conversación conmigo aunque hoy esté frustrada y poco tolerante?

  • No cariño, lo que disfruto son los mojitos y ver ese cuerpo tan hot que tienes cuando entras en el jacuzzi.

 

Y luego de unos segundos de silencio, ambos rieron como solían hacerlo. Viejos amigos que conocían en lo más mínimo las reacciones del otro. El había logrado sorprenderla por un momento con la dialéctica y eso había alcanzado para que ella se riera, se aflojara un poco y se sintiera en casa al lado de su amigo.

 

  • Dale vamos.

  • Vamos.

 

Le viaje a la casa de la playa fue rápido y pronto estuvieron en el jacuzzi, con una picada y unos mojitos, tratando de encontrar un hilo de acción.

 

  • ¿Estás segura de que no puede haber un atenuante? Es un hombre viejo, con una vida intachable.

  • Para el jurado será un charlatán, con una vida de charlatán, que se peleó con un cliente. Van a presentar 10 testigos de que no le pegó a una sola predicción y de que era un charlatán.

  • ¿Y si lo haces hacer algo en vivo?, ¿hacerle una predicción a un grupo de miembros de jurado? ¿O traes tú también el doble de personas que juren que les hizo una prédica acertada?

  • No, no, por más que los convenza de que el muerto era un asesino en potencia, todavía no lo era, todavía no había matado, por lo tanto, era un hombre inocente.

  • Es una lástima, porque con la ley del 35 en vigencia, no van a mantenerlo en la cárcel hasta que cumpla 120, le van a cortar el anti-age de células madre y el tipo va a morir en un rato, porque sin el anti-age, los 90 años que tiene lo van a tirar abajo en tres o cuatro semanas.

  • Si, seguro que se lo sacan en la cárcel, no pueden mantener presos con ese nivel de vida y menos con el alargamiento constante del tiempo de vida que estamos presenciando en el mundo.

 

Las velas alrededor del jacuzzi parecían crear el ambiente adecuado para dos amantes y sin embargo estos dos amigos podían dormir uno al lado del otro, respetándose, recostándose uno en el otro y aún semidormidos o alguna vez donde había habido algunas copas de mas -muchas copas de mas- nunca perdieron el respeto el uno por el otro. Creo que ambos se admiraban, como personas íntegras y luchadoras, con miedo de ser demasiado iguales como pareja y con terror de que en la cama fueran tan compatibles que nunca mas se pudieran despegar luego de hacer el amor, quizás por eso ninguno de los dos se arriesgaba lo suficiente por romper esa única barrera que los separaba.

 

La mañana los sorprendió como siempre, ella dando vueltas en la cama y el trayéndole la bandeja con el desayuno. Los gustos estaban tan claros que no hacía falta preguntar por nada.

 

  • ¿Otra tostada? ¡¡Estabas muerta de hambre!!

  • Si, ayer con los nervios no había comido, pero anoche dormí muy bien, hoy tengo todo mas claro. No  voy a seguir perdiendo tiempo. Con la alerta pública que generó este caso me van a poner el juicio en el tiempo mínimo, tengo que elaborar algo rápido. Voy a poner al equipo a buscar casos similares en otros países, en Uruguay no ha pasado nada parecido, pero puede que en otro lado si, estudiaré la estrategia de esos abogados, a ver si me sirve de inspiración.

  • Bueno, me encanta verte con la energía de siempre. Esta noche te espero con tu plato favorito, no quiero que te quedes trabajando de corrido, ¡¡ya no eres una chiquilina para esas locuras!!

  • No, me voy a casa.

  • No cariño, con la prensa que tiene este caso te van a acosar toda la noche. Ven para aquí que no te puede molestar nadie. Es por mi salud, me vas a terminar llamado para venir a quedarte a mitad de la noche porque los reporteros y los fanáticos ultras no te dejan dormir…

  • Dale, si, vengo a eso de las 21:00, va a ser mejor.

 

A medida que pasaban las horas, la frustración aumentaba, no había siquiera un precedente que permitiera rescatar algo valioso, todos alegaban locura, demencia, pero esa estrategia no iba con su cliente, el nunca aceptaría que lo declarara demente, ya se lo había dejado claro en la primer entrevista y lo conocía lo suficiente como para saber que prefería una muerte rápida que el desprestigio de renunciar a todo lo que había hecho y en todo lo que había creído en la vida, solo para cambiar una muerte natural por la agonía de un psiquiátrico y la vergüenza de seguir viviendo, humillado, incomprendido, a pesar de los miles y miles de personas que había ayudado durante su vida. Llegó la noche y Valeria no había logrado avanzar en el caso.

 

Volvió un poco frustrada a la casa de su amigo. El la esperaba con la cena pronta.

 

  • Hoy no repetiste, de este siempre te comes dos platos.

  • No, hoy tengo el estómago cerrado.

  • ¿Durazno al Oporto de La Cigale en el sillón?

  • Dale, si, no me puedo negar.

 

Los dos se tiraron en el sillón a comer su helado favorito, el de ambos, uno de las cosas que los conectaba uno con el otro.

 

  • Sabes, no le encuentro la vuelta, y me mata la sensación de que hay una salida y no la estoy viendo. Nadie en el equipo le ve una vuelta a este caso. Es prácticamente una condena de muerte. Y me frustra tanto, me siento como…

  • Insegura como en tus primeros casos. Pero hace tanto que superaste eso.

  • Ja, cierto que me conoces desde hace tanto… si, insegura como en mis primeros casos, es una sensación que había desterrado, pero en este es peor, hay una vida en juego.

  • Dale tiempo a esa cabecita brillante, te he visto salir varias veces de otros imposibles.

  • Hasta que encontré mi imposible realmente imposible.

  • Bueno, vas recuperando el humor… ese helado siempre te ha hecho bien. Te preparé la habitación de huéspedes, tiene todo lo que necesitas. Tu empleada te envió la ropa para mañana y tus maquillajes y cremas.

  • ¿No te molesta si compartimos la cama? hoy necesito un abrazo.

  • Me encanta corazón, ven a mi cuarto entonces. Yo me voy dando un baño.

 

Lo que sucedió después fue tan inesperado como especial para los dos. Mientras el se bañaba, ella entró a la ducha y no hubieron palabras solo besos y caricias. El le alcanzó una toalla con la que ella se envolvió, y al salir de la ducha la tomó delicadamente de la cintura para sentarla en la mesada del baño. Suavemente abrió la toalla que la envolvía y un par de besos simplemente anunciaron que su boca recorrería todo esa increíble figura, y sus labios bajaron por el cuello y se detuvieron en los senos haciendo que ella se erice completamente y se estremezca y mientras las yemas de sus dedos acariciaban suavemente su espalda, su cintura y sus piernas, como memorizando sus curvas para recorrerlas otra vez, pero con la caricia mas suave… y su boca se detuvo debajo del ombligo, jugando con su abdomen como abriendo el místico chackra de la energía sexual para continuar el camino a internarse entre sus piernas y delicadamente hacerla enloquecer con un par de orgasmos que llegaron inusitadamente rápido y ante el “basta, basta, entra ya!!” el la volvió a tomar entre sus brazos y entró en ella hasta hacerla llegar de nuevo y de ahí fueron a la cama y ella se sintió en control cuando la dejó estar arriba y jugó con el hasta que agotada se rindió diciéndole “no vale que te aguantes tanto, ningún hombre se ha resistido a mis movimientos nunca”, “mi vida, he soñado con este momento tantas veces que no voy a llegar hasta que ambos estemos totalmente agotados, quiero congelar este momento en el tiempo” y volvieron a cambiar de posición varias veces hasta que fue el momento y ambos, amantes expertos, supieron esperarse y terminar juntos.

 

  • ¿Por qué no hicimos esto antes?

  • No lo se, ni se tampoco que te dio el valor para entrar a la ducha, pero lo que haya sido, se lo agradezco al universo. ¿Estás bien? ¿Estás pensativa?

  • Si, se me acaba de ocurrir algo… ¡¡ahora todo encaja!!

  • Ja, no vale, me estás copiando, era yo el que decía que mis mejores ideas me han llegado luego de una relación intensa.

  • Bueno, pero en este caso funcionó para mi, ¡¡como no lo vi antes!!

  • ¡Cuéntame!

  • Es que… ¿Y si el muerto ya había violado y matado? ¿Si era ya un asesino no descubierto? Es una posibilidad que no hay que descartar.

  • ¿Vas a salir corriendo a la oficina a trabajar a esta hora?

  • No bobo, vamos a hacer el amor de nuevo y mañana en la mañana…

  • ¿Mañana en la mañana…?

  • Mañana en la mañana, luego de que hagamos nuevamente el amor, entonces voy a mandar a todos los asistentes del estudio a recorrer asesinatos que hayan ocurrido en los lugares donde ha vivido o trabajado la víctima y a cotejar todas las muestras de ADN que tenemos de violaciones y asesinatos no resueltos. Los asesinos seriales se perfeccionan con el tiempo pero siempre dejan huellas en sus primeros crímenes, siempre comienzan asesinando a personas que conocen, que tienen alguna conexión con ellos.

 

Pasó la mañana y llegó la tarde y la llamada de Vero que él ya estaba esperando.

 

  • Tenemos unos casos candidatos, que por la zona, fecha y modus operandi pueden ser del mismo asesino. Pueden ser de nuestra víctima. Me preguntaba si…

  • Si, claro.

  • ¿¿¿Si claro que???

  • Si, los ADN demoran semanas en el laboratorio de la policía pero yo puedo darte un resultado preliminar para esta noche. Mándame las muestras, voy al instituto Pasteur a  ver al viejo rezongón de Manga de que nos preste sus equipos. Hummm… me vas a tener que compensar muy bien por hacerme trabajar con semen de violadores y sangre de muertos…

  • ¡Odio ser tan predecible para ti! Bueno, lo de la recompensa, depende del resultado, pero si se da el resultado que espero, no te vas a olvidar nunca de lo que te voy a hacer esta noche.

  • Ups, suena prometedor, me voy al instituto y… ahora hablando en serio, ¿como estás?, ¿estás bien? ¿Como te sentís con lo que pasó anoche?

  • Me siento volar y estoy puteando y maldiciendo por haber esperado tantos años. Ahora quiero cerrar este caso y tomarme unas buenas vacaciones contigo, nos vamos al caribe y nos perdemos del mundo por unos meses. ¿Te copa?

  • Claro que si, me re-copa. Mándame las muestras y ven a eso de las 22:00 con pizza, bebidas frías y helados para todos los estudiantes que vamos a hacer quedar fuera de hora haciendo tu pequeña investigación en tiempo record.

  • Hecho, a las diez estoy ahí.

 

Pasaron las horas y Valeria estaba eufórica como pocas veces. No sabía si el tener esa certeza de haber resuelto un caso que parecía imposible o la noche de sexo con su amigo del alma o ambas cosas o una mezcla de ambas, no podía describir lo que sentía, pero que bien se sentía.

 

  • ¿Hola, llego temprano?

  • Un poco, ya tenemos todo el ADN replicado y lo estamos pasando por un gel en un campo electrostático para identificar los marcadores. El laboratorio de la policía hace una ADN completo en estos casos, pero nosotros estamos usando el viejo mecanismo que se usaba en los test de paternidad en los años 2000-2010, en media hora vamos a llevar las muestras a la cámara oscura y les vamos a dar un flash de luz UV y luego lo fotografiamos, para ver que barras de acumulación se marcan. Es un resultado 99.997% efectivo, el más rápido que pudimos usar. El viejo Hugo es una fuente inagotable de ingenio.

  • Bien, en media hora me como las uñas….

  • Gente, vamos a comer ahora que lo que queda es esperar. Hay pizza con fainá, coca fría y helado en abundancia.

 

Comieron apresurados, ya que todos estaban ansiosos de ver el resultado. Pronto quitaron los geles de los campos y los llevaron a la cámara y fotografiaron. La foto pasó automáticamente a la computadora central del instituto y las imágenes estuvieron en pantalla para procesarlas.

 

  • Bien, este es tu sospechoso.

  • Este es el primer caso. Hummm… diría que es una muestra contaminada, acá hay ADN de dos personas, esta muestra no sirve.

  • El segundo… Wow, 100% de coincidencia, ¡este semen es sin dudas del sospechoso!

 

Y desde ese momento todo fue una fiesta, 4 de los casos putativos eran imputables al sospechoso y cuando la policía condujo un análisis mas detallado de los casos y con los procedimientos mas lentos pero precisos, se lograron identificar en total 9 víctimas del ahora asesino serial y entonces el “adivino kirlian” era ahora un héroe y nadie, ni los fiscales ni jueces querían condenar a muerte a un héroe nacional y una movida inteligente de la Dra Artasánchez le dio la salida elegante a los fiscales para desestimar el caso y el ahora “héroe kirlian” fue nota central en los programas de entrevistas y hasta en los informativos, durante dos largas semanas, y pronto todos lo olvidarían, casi todos, menos dos enamorados de toda la vida, que habían logrado dar el último paso y alcanzar la felicidad juntos, como lo había predicho el “adivino kirlian” hacía muchos años y antes de que se aproximara el ocaso de sus vidas habría tiempo para amarse apasionadamente y disfrutar de ser el uno para el otro, para luego comenzar una nueva aventura, que los llevaría a encontrarse y enamorarse nuevamente en este mundo, en otra vida.

 

Please reload

Featured Review

Reiniciar

July 1, 2016

1/1
Please reload

Tag Cloud
Please reload